mol
Un mol de sacarosa, uno de etanol, uno de cloruro de sodio y uno de agua. Lo tienes todo en casa.

Si eres profe de física y química de ESO sabrás que el mol, la unidad de cantidad de sustancia del Sistema Internacional, es un concepto que da muchos quebraderos de cabeza. Que da, y que siempre ha dado, como me comentaba una usuaria de Twitter cuando colgué en la red social la imagen anterior:

mol

Hombre, explicar, explicar… lo que viene en los libros de texto no explica muy bien el mol que digamos:

mol libro de texto

Con esto es muy difícil que los alumnos se enteren de algo. Con suerte, serán capaces de resolver ejercicios sencillos de estequiometría de manera puramente mecánica, pero no sabrán realmente qué es un mol ni cuál es su origen.

Me vais a permitir el autobombo y os voy a remitir a mi libro Ciencia para Nicolás, y más en concreto al capítulo cuatro, unas pocas páginas dedicadas al mol. En él os muestro algunos trucos para que explicar -y entender- la puñetera unidad no sea una labor tan ardua. Entre ellos rescato lo siguiente:

“¿Cómo es de pequeño un dalton? Ya has visto
que es una masa similar a la de un átomo de hidrógeno,
pero quizá sea mejor que lo comparemos con un gramo.
Resulta ser 1 dalton = 1,666 · 10-24 g […] y lo cierto
es que 1 g = 6,022 ·1023 unidades de masa atómica (dalton)“.

La igualdad 1 g = 6,022 ·1023 unidades de masa atómica (dalton) no la he visto jamás en un libro, salvo en mi Ciencia para Nicolás, y me parece imprescindible para explicar qué es un mol. Os invito de nuevo a que os inspiréis en mi libro, y perdonad la inmodestia.

Y una vez hayáis explicado el mol, desde luego mejor que como viene en vuestro libro de texto, un buen ejercicio es hacerles calcular la masa molar de algunas sustancias de uso común, como las de la primera imagen, y después mostrarles los frascos con los moles correspondientes. Es mucho más probable que comprendan lo que es el mol.

Un saludo, y buena clase. View full post on La ciencia es bella

1 COMMENT

  1. Hola Carlos, me permito comentar aquí mi experiencia en la enseñanza del concepto de mol:

    Lo primero que hago es que mis alumnos descubran el concepto de "cantidad".
    Para ello, les propongo el siguiente ejercicio:
    "Imagen una distancia de un metro… imaginen una masa de un kilo… imaginen un volumen de un litro… ¿Pueden imaginarlo?"
    Todos generalmente responden que sí, aunque no se especifique de qué estamos hablando.

    Ahora les digo:
    "imaginen una docena… ¿Pueden imaginarla?"
    Generalmente dicen que no, ya que necesitan saber de qué estamos hablando (huevos, naranjas, lápices) para poder imaginarla.

    Entonces les digo que "un mol" es lo mismo que "una docena". Es simplemente una cantidad. Un número. Y como tal, no tiene sentido si no especificamos de qué estamos hablando… una docena de huevos no es lo mismo que una docena de melones, o de locomotoras… aunque sean la misma cantidad.

    Lo mismo ocurre con el mol… es una cantidad (muy grande, pero cantidad al fin) de átomos, moléculas, iones, o lo que estemos midiendo.
    No tiene sentido hablar de "un mol" si no decimos de qué estamos hablando.

    Luego, Una vez comprendido eso, los llevo por el camino de descubrir cuanto "pesa" un mol de distintas sustancias, utilizando sus pesos moleculares… y todos se sorprenden con las diferencias entre, por ejemplo, un mol de azúcar y un mol de agua.

    El concepto clave es entender al mol como un simple número que expresa una cantidad… como una docena.
    Luego vamos a las definiciones clásicas que aparecen en los libros… pero a esa altura, ya tienen claro el concepto.

    Gracias por tocar este tema.
    Saludos cordiales desde Argentina.

Leave a Reply