Esta es la comida que te envejece

Somos lo que comemos. Nadie duda ya de que la dieta que adoptamos influye en nuestra salud presente y futura. Una mala alimentación puede provocar sobrepeso, aumentar el riesgo de enfermedades crónicas (cardiovasculares, diabetes, cáncer) y nos hace más vulnerables a las infecciosas al tener una peor respuesta inmune. Pero es que, además, comer de forma inadecuada nos envejece. En concreto, un alto consumo de alimentos ultraprocesados acelera el envejecimiento celular al acortar los telómeros (los fragmentos finales de los cromosomas), según han constatado en su último trabajo investigadores del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), adscritos a la Universidad de Navarra.

Los telómeros, cuyo descubrimiento mereció el Premio Nobel de Medicina en 2009, son largas secuencias de ADN repetidas que protegen las extremidades de los cromosomas de su natural acortamiento. Como afirma su descubridora, Elizabeth Blackburn, al comparar los telómeros con los refuerzos de plástico que se ponen en el extremo de los cordones de los zapatos, «cuanto más largos son estos refuerzos, menos probabilidades habrá de que el cordón se deshile. En cuanto a los cromosomas, cuanto más largos son los telómeros, menos probabilidades habrá de que salten las alarmas en las células». Por el contrario, un alto deterioro de los telómeros impediría la supervivencia de la célula.

Los más consumidos

Los ultraprocesados que más tomaban los participantes estudiados en este trabajo fueron, en orden decreciente, los postres lácteos (natillas, helados, batidos y petit suisse), carnes procesadas (jamón, chorizo, mortadela, salami, paté, morcilla, salchichas, hamburguesas y sobrasada), repostería (muffins, donuts, croissants y otros pasteles o dulces no caseros), galletas y bebidas azucaradas.

En cuanto a las cantidades, se considera una ración, por lo general, a 250 gramos de producto, excepto en algunos alimentos concretos. Por ejemplo, en los batidos sería un vaso o 200 cc; en los petit suisse, un envase o 100 gramos; en las natillas, una taza o 200 cc; la hamburguesa, una unidad; el jamón, una loncha; la morcilla, 50 gramos; y los cereales de desayuno, 30 gramos en seco.

¿Cómo actúa este tipo de dieta en el curso del envejecimiento? «Los telómeros se pueden acortar por el ambiente inflamatorio y el estrés oxidativo existente en las células. Este tipo de alimento podría favorecer la liberación de mediadores inflamatorios y acelerar los procesos pro-oxidativos», explica la catedrática Amelia Martí.Llevar una dieta saludable de lunes a viernes, pero atiborrarse de este tipo de productos durante el fin de semana puede no ser tampoco una buena idea. «El daño inflamatorio y oxidativo parece ser acumulable, pero las sinergias podrían acelerar el proceso dependiendo de varios factores, como por ejemplo la edad de las personas, su estado de salud, su estilo de vida -sedentario o activo- o el consumo de alcohol o tabaco, los cuales influyen directamente sobre la integridad de los telómeros», señala la investigadora .

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    Log In

    Or with username:

    Forgot password?

    Forgot password?

    Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

    Your password reset link appears to be invalid or expired.

    Log in

    Privacy Policy

    Add to Collection

    No Collections

    Here you'll find all collections you've created before.