Que lo salvaje sea salvaje.

Una de las pruebas más difíciles para los cineastas de vida silvestre es la necesidad de retroceder y permitir que las cosas salvajes sean salvajes. Por cada momento despreocupado y conmovedor como este, hay otros de brutalidad inmensa que debemos presenciar con resistencia y aceptación. A menudo nos preguntan por qué no podemos intervenir cuando enfrentamos escenas de dolor, lesiones o abandono. La verdad es que la vida de cualquier especie silvestre, y ciertamente de leones jóvenes, puede ser dura y las posibilidades de supervivencia extremadamente escasas. Sin embargo, interactuar con la naturaleza de manera saludable significa dejar que los eventos naturales sigan su curso. Donde los humanos podemos y debemos intervenir es en el control de nuestras propias acciones, muchas de las cuales representan graves amenazas para la vida silvestre en todo el mundo.

    Leave Your Comment

    Your email address will not be published.*

    Log In

    Or with username:

    Forgot password?

    Forgot password?

    Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

    Your password reset link appears to be invalid or expired.

    Log in

    Privacy Policy

    Add to Collection

    No Collections

    Here you'll find all collections you've created before.