%image_alt%Los científicos creen que han descubierto lo que podría ser la causa del autismo (y no, no son las vacunas). Según un nuevo estudio, podría ser causado por tener demasiadas sinapsis, las conexiones cerebrales.

“Un mayor número de sinapsis crea falta de comunicación entre las neuronas en el cerebro en desarrollo, correlacionándose con deficiencias en el aprendizaje, aunque no sabemos cómo”, afirma el autor principal, Azad Bonni, jefe del Departamento de Neurociencia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Se ha relacionado la expresión de varios genes con el autismo. Seis de estos se denominan ubiquitin ligasas, y son responsables de la unión de etiquetas moleculares, llamadas ibiquitinas, a las proteínas. En otras palabras, estos genes son como “directores” que mandan a sus trabajadores cómo manejar las proteínas marcadas.

Las personas con autismo tienen una mutación genética que impide que una de sus ubiquitin ligasas funcione correctamente. Para descubrir cómo y por qué ocurre esto, los científicos de la Universidad de Washington eliminaron RFN8 (un gen de ubiquitina) de las neuronas en el cerebelo (un área del cerebro afectada por el autismo) en ratones jóvenes. Los ratones que carecían del gen desarrollaron un exceso de sinapsis, lo que a su vez afectó su capacidad de aprendizaje.

Esos ratones tenían un 50% más de sinapsis que el resto, que tenían el gen RFN8 intacto. Luego, los científicos midieron la señal eléctrica en las neuronas y descubrieron que era dos veces más fuerte que en comparación con los otros ratones.